Archivo por meses: septiembre 2016

Ubicando empíricamente la red o alianza intersectorial: un fenómeno común pero evasivo

Categoría: Actividades

Dra. Lissette Marroquín Velásquez

En estos párrafos me voy a referir a tres aprendizajes que se desprenden del proceso de búsqueda y selección de la alianza o red intersectorial en la cual se realizará el estudio que se plantea en el proyecto de investigación “Organizando el cambio social. Las dinámicas comunicativas de una red intersectorial”.

Esta investigación plantea el estudio de los procesos de comunicación de una red o alianza intersectorial con el fin de comprender cómo la comunicación contribuye al manejo de las tensiones que este tipo de organización plantea. Las redes o alianzas intersectoriales son entidades que agrupan tres o más organizaciones de diversos sectores en torno a un objetivo común o problema. Estas redes ocupan un lugar importante en nuestras sociedades, ya que es a partir de estas alianzas que se atienden problemáticas sociales que por su complejidad no pueden ser atendidas por una sola organización o sector. Sin embargo, el agrupar organizaciones en una red o alianza no garantiza que éstas serán capaces de colaborar en la consecución del objetivo común. Algunos autores (Hardy, Lawrence y Grant, 2007; Koschmann y Pfarrer, 2011) señalan que se requiere la construcción de un terreno común (i.e., identidad organizacional de la red o alianza) que permita la colaboración necesaria para una acción colectiva coordinada. El desarrollo y mantenimiento de una red intersectorial está puntuado por la tensión entre los intereses locales y los intereses de la red, entre la tendencia a la colaboración y la tendencia a la competencia (Koschmann y Pfarrer, 2011). Estas tensiones se construyen en los intercambios comunicacionales y es también en los procesos de comunicación (i.e., dinámica del texto y la conversación según Taylor y Van Every, 2001) que se negocian y se les hace frente a estas tensiones.

La búsqueda y selección de la red o alianza intersectorial se fundamenta en los siguientes criterios:

  1. La red o alianza deberá contar con la participación de al menos dos de los tres sectores (sector público, sector privado, sector de la sociedad civil)
  2. Uno de los dos sectores deberá corresponder a las organizaciones de la sociedad civil (tercer sector)
  3. Se debe tratar de una red o alianza formal, es decir, que se reúna periódicamente y que cuente con un plan (objetivos y metas)
  4. La red o alianza debe contar con algún logro o meta alcanzada colectivamente
  5. Las acciones de la red o alianza deben de orientarse hacia el cambio social

Con estos criterios en mano, me puse en contacto con varias redes o alianzas intersectoriales. A continuación tres aprendizaje de este proceso.

Virtualidad y representación

El modo de existencia de una red o alianza intersectorial es, en cierta forma, virtual, ya que como entidad la red no cuenta con la misma materialidad espacial que caracteriza a las organizaciones que la componen. Por su tamaño (unión de varias organizaciones) la red se materializa, es decir, toma forma en un grupo de representantes de las organizaciones miembro. En este sentido, una asamblea de colaboradores de una organización mediana puede llegar a ser más numerosa que la reunión mensual de una red o alianza intersectorial. Los modos de comunicación y coordinación son mensajería móvil (e.g., whatsapp) y la reunión que se realiza mensualmente. También se utilizan las listas de correo electrónico cuando se debe coordinar fuera del grupo de representantes.

Colaboración con autonomía e independencia

Las organizaciones sociales están abiertas y necesitan de las alianzas que puedan establecer con el sector público o el sector privado, ya que eso les permite hacer avanzar sus agendas. Sin embargo, al entrar en estas alianzas y colaboraciones, las organizaciones sociales adoptan una filosofía que se podría resumir en el dicho popular “Juntos pero no revueltos”. Según manifestaron representantes de las organizaciones sociales consultadas, es crucial mantener y, si es posible, impregnar los procesos de su visión y valores. Valores que pueden oponerse a la visión oficial e institucional del gobierno o bien a los valores mercantiles de las empresas del sector privado. 

Delimitación de la red: núcleo y periferia

Las alianzas o redes de gran tamaño se caracterizan por una dinámica en donde se establece un núcleo de organizaciones que son las que están más comprometidas y tienen una participación constante en la red y otras que forman parte de red pero desde la periferia debido a que su participación es esporádica. Las redes consultadas combinan por un lado, organizaciones de la sociedad civil y gobierno, y por otro, gobierno y sector privado. Las organizaciones de la sociedad civil por las particularidades de su composición (trabajo voluntario) tienden a ser más informales en sus dinámicas, esto se refleja en la delimitación de las organizaciones que componen la red.